Seguidores

jueves, 10 de julio de 2014

... aunque suene a película de Disney ...

Caminas de frente con las manos apretadas y un sudor frió que recorre tu espalda, un dolor en el pecho y tu respiración acelerada. Te detienes y lentamente con los ojos cerrados giras la cabeza pensando un millón de veces que no tienes porque regresar, que tu camino siempre ha sido del otro lado, que ya no hay tiempo para arrepentimientos pero ... cuando abres los ojos logras ver esos errores que te encaminaron al lugar en el que estas, y a pesar de saberlo sigues siendo la misma pero diferente. Llena de ilusiones y sueños pero con los pies muy bien plantados en la tierra, con objetivos claros, prioridades contadas y bien analizadas.

Un plan de vida suena demasiado trabajo porque no solo se trata de nacer, crecer, reproducirse y morir. Dentro de todo eso, que cuando menos lo esperas sucede, hay momentos que lo deciden todo; de donde crecerás y con quienes te relacionaras, hasta la manera en que saldrás a luchar por no morir sin ser recordado.

Si lo piensas detenidamente, cada movimiento te acerca o aleja de tus sueños y aunque suene a película de Disney "todo lo que deseas y necesitas, se encuentras atrás de tus miedos".


No hay comentarios:

Publicar un comentario