Seguidores

domingo, 16 de julio de 2017

... R.D.L.R ...

Nunca me atreví a escribir pensando en ti y es que no se te dan las palabras. En realidad no se te dan los sentimientos ... lo tuyo no es el romanticismo.

Creo que me amas pero no sabes descifrarlo.
Me haces sentir especial con tu lealtad y la fidelidad que te caracteriza, pero no sabes cumplir promesas.

Te encontré por casualidad, me atrevo a decir que en este caso me tocó buscarte y al hallarte no dude ni un segundo en atraparte. Mi hazaña no fue tan grande porque fingiste ser presa fácil y todo lo hiciste por mi.

En este lapso de vida desde que intercambiamos miradas hasta ahora te admiro y te llevo presente.

Me haz enseñado a sobre salir, a buscar opciones, a no estancarme, a crecer, a madurar, a tener miedo antes de que pasen las cosas y a ser valiente mientras están sucediendo, a tener el coraje de enfrentar los retos y a avanzar con cautela cuando no hay senderos.

Cuidas de mi mientras mi ingenuidad trabaja y se apodera de mis pensamientos.

Te conoci sin planearlo y te quedaste conmigo ... eso si fue premeditado ... me conquisto tu manera de ver el mundo y decidí que eso era lo que quería para mi.

Descubrí que hay muchas maneras de amar y a tu lado he pasado por varias, tantas que he perdido la cuenta. No puedo pensar en un mundo sin haber conocido tu carácter y el mío cuando estamos juntos, a veces bueno y a veces inexplicable, diferente.

Quisiera todos los días contarte como me senti cuando te vi por primera vez y asi algun dia, descubrieras como explicarle a tu corazón lo que sientes y tu cabeza no entiende.

... Recuerdo ...

Soliamos mirarnos antes de dormir,
pretendíamos que vivíamos juntos y nos decíamos *miamor* por que eso hacen las parejas casadas.
Paseabamos tomados de la mano y si nos soltabamos mirabamos atrás para buscarnos.
Cuando te sentias vulnerable era yo quien salía
a defenderte,
cuando no tenía palabras tu decifrabas mis gestos, parecía que leías mis pensamientos.
Quería pasar contigo más de 24 horas y pisar todas las hojas secas que hubiera en el camino.
Viví momentos demasiado buenos y siempre supe que todo en algún momento terminaria pero no lo esperaba tan pronto.
El amor no se acabo solo mudo de piel.
Te ame a ti como las ganas de hacerlo me lo permitían.
Te entregue mis mas profundos miedos y los mas inmaduros pensamientos.
Fui valiente a tu lado y sin ti aprendi a disimularlo.
Aprendí que los mejores lugares no son los mas lujosos y las personas no siempre son tan malas.
Aun guardo esas fotos en las que me decías que te quedarías y en las que prometiste nunca me perderias.
Duele comenzar de nuevo y me cuesta trabajo creer que fuiste tu quien había iniciado un viaje mucho antes de saber que ya no me pertenecian tus besos.

Recuerdo el ultimo *Hola*, recuerdo el sonido de tu voz tan distante y tu mirada alejándose, recuerdo que a pesar de saber que ya no estabas ahi aun queria amarte.